• Juan Pablo Trombetta

Barcos de Papel. Por María Cabanne

Borges apreciaba la calidad del buen lector, quizás por eso Umberto Eco se consideraría perdonado por su osadía. Parece que El nombre de la rosa es una suerte de copia de cuatro cuentos de J.L Borges. Los expertos se dan cuenta al leer Los Teólogos.

«Todos me preguntan por qué mi Jorge evoca, por el nombre a Borges, y por qué Borges es tan malvado. No lo sé. (31) Quería un ciego que custodiase una biblioteca (me parecía una buena idea narrativa), y biblioteca más ciego sólo puede dar Borges», explica Eco…

6 visualizaciones0 comentarios