• Juan Pablo Trombetta

En pandemia, la consolidación de un lugar. Por Rodolfo Ravier

Ya es febrero 2021. Como suponiamos todo salió bien en esta dudosa temporada en la que realmente, y conforme lo supuesto, hemos logrado demostrar que Mar de las Pampas es no solo nuestro amado lugar en el mundo sino el lugar que muchos han valorado como tal.

Desde la incertidumbre surgió la certeza debidamente demostrada que muchos hemos adoptado este pequeño «medano verde» para vivir y descansar sin quitarle su razón de ser. Muy por el contrario, reforzando su identidad y reinando la seguridad y el cuidado no solo por el medio ambiente sino por el prójimo. El sentido común (a veces tan escaso en estos tiempos) ha primado y el respeto no solo por las normas sino por el ser humano está siendo puesto en práctica y esto es claramente evidente. Las playas inmensas con la lógica distancia entre unos y otros. El nuevo sendero del espacio público central permite un hermoso recorrido seguro y cuidado; el centro comercial sin aglomeraciones, en fin, una «pequeña aldea» donde la lógica de la pandemia se puede percibir como posible lógica y permite el disfrute de todos. Es bueno sentir por todo esto un enorme placer y pensar que a veces lo malo pude renovarse y crecer lo bueno. Será ésta la consolidación de nuestra comunidad dando lugar como ya vemos a nuevos vecinos, que sean cada vez más los habitantes permanentes, nuevos actores sociales que enriquezcan y dinamicen a nuestra acción ciudadana marcando el pulso de una vida sana, calma pero activa y dinámica conforme los parámetros de una modernidad, pero respetando lo que le ha dado a Mar delas Pampas este valioso lugar dentro de de los circuitos turísticos.

Es en eso en lo que todos debemos trabajar de aquí en adelante y no dudo que lo lograremos. Ojalá que este año sea bueno para todos y juntos podamos disfrutar de un lugar mejor por el bien de todos de cara a un difícil futuro. Sin duda Mar de las Pampas nos lo posibilita. Ojalá podamos lograrlo.


7 visualizaciones0 comentarios