• Juan Pablo Trombetta

Laburante de las letras. Por Pablo Fernández

Me preguntaron si quería despedirme de JF escribiéndole algo, ya que este número iba dedicado exclusivamente a él. Confieso que al principio pensé que no era merecedor de tal honor, ya que nunca fui amigo pero sí hace muchos años que lo conozco por amigos en común y hemos compartido muchas reuniones familiares. Pero lo que me hace escribir estas líneas es la conexión inusualmente increíble que tenía con nuestras hijas, una tremenda sensibilidad a flor de piel que hizo que ellas viajaran ante la noticia de su muerte desde distintos lugares del país para despedirlo y acompañar a Matilda.

¿Qué puedo opinar de su prosa que no esté dicho? Que era un feroz laburante de las letras, que saltó de clase a la inversa, lo que lo agiganta más.

Perdoname de nuevo, yo sé que la luchaste hasta el último aliento. Ahora descansá compañero, voy a extrañar verte en tus caminatas playeras. Chau.


2 visualizaciones0 comentarios