top of page
  • Juan Pablo Trombetta

Querido Nanny

Ayer quedará en la memoria:

Ayer será hoy siempre.

Ayer vi almas sintiendo en lo profundo el verdadero concepto de la vida y la muerte, en su maravilloso misterio.

Los niños no dejaban de correr y jugar entre los pinos, entre los adultos, manos llenas de Témpera, creando colores espacios en el suelo, en las paredes, abrazos improvisados entre pares y padres y deseos para ese que los hacia reir.

Vi almas abrazarse y llorar mares y de repente reir montañas.

Vi hombres abrazados a si mismos...a sus amores a sus hijos, dejando caer lágrimas como niños.

Vi artistas siendo más artistas que nunca regalando su don mirando al cielo.

Vi pies bailando sobre la tierra y sobre el cemento...Cemento donde también los pibes pateaban la pelota y otros cebando mate a las diez de la noche...

Vi mujeres y hombres cocinando amor para alimentar los corazones, vi llegar gente de lejos trayendo caricias en baules.

Vi como se llenó de colores de risas de sus obras de sus fotos de su camino recorrido, había invadido cada rincón, los escenarios, las paredes, el suelo arenoso, la canchita, los techos llenos de luces, los pinos, los ojos de todos, estaba en las manos entrelazadas en los pensamientos...en todo.

Ayer vi humanos siendo almas reconociéndose en amor comunitario.

Fue una fiesta y así debe ser.

Más allá de las diferencias humanas que muchas veces nos separan, mi alma siente gratitud por los momentos compartidos.

Gracias Nanny Cogorno .


Casa de la Cultura de Mar Azul - Mercedes Sosa- una vez más encuentro hogar en ese mágico mundo.

Jen Isadora Winter el amor de todos te sostiene. Gracias por existir.

Olivia López

3 visualizaciones1 comentario
bottom of page